Lección 142

Mi mente alberga sólo lo que pienso con Dios.


(123) Gracias Padre por los regalos que me has concedido.

(124) Que no me olvide de que soy uno con Dios.

 

 



Lección del día





Boletín mensual