Lección 144

Mi mente alberga sólo lo que pienso con Dios.


(127) No hay otro amor que el de Dios.

(128) En el mundo que veo no hay nada que yo desee.

 

 



Lección del día





Boletín mensual